Entrevista: Jesús Castañón y el lenguaje futbolístico

Jesús Castañón, autor de nuestra última novedad Hinchas del idioma, es un forofo y experto del lenguaje futbolístico. Le hacemos varias preguntas para que nos cuente qué es eso del fútbol como fenómeno lingüístico.   

Cubierta Hinchas del idioma

1.- Haznos una introducción sobre Hinchas del idioma.

El lenguaje del fútbol es un fenómeno cambiante e innovador que se disputa dentro del estadio y se transforma en un encuentro infinito al otro lado de la línea de banda gracias a una fiesta social sin exclusiones. Hinchas del idioma plantea un paseo por esta obra coral en la que tienen su espacio la mirada de las instituciones deportivas y lingüísticas, las voces técnicas del terreno de juego, las expresiones de los despachos, el entusiasmo de las gradas, el espectáculo de los medios de comunicación y otras aportaciones con intención artística.

2.- ¿A quién va dirigido este libro?

A todas las personas que sientan curiosidad por las formas de expresión del fútbol. Es una obra divulgativa, no un estudio técnico ni un diccionario, que describe aspectos del lenguaje. El libro termina con un anexo con pistas y recursos para quienes quieran ampliar conocimientos y profundizar.

3.- Llevas mucho tiempo estudiando el fútbol como fenómeno lingüístico, ¿por qué y cuándo nace esta pasión?

Desde 1987, realicé varios trabajos de investigación universitaria sobre anglicismos y sobre el léxico de la prensa escrita especializada. Le siguieron varios libros sobre los usos de la comunicación y el periodismo, la literatura, el humorismo… y colaboraciones en prensa, radio e Internet.

4.- Desvela alguna anécdota, fenómeno lingüístico o dato histórico de los que está lleno tu libro.

Si el fútbol se mantiene a lo largo del tiempo es por su trabajo intergeneracional. En ese sentido, ha sido gratificante comentar datos de una obra en la que participaron grandes figuras del fútbol iberoamericano, entre las que se encontraba el árbitro internacional Pedro Escartín, que dedicó su vida al balompié en la International Board. Fue seleccionador nacional y colaboró con numerosos medios de comunicación. En la obra conviven referencias a obras lexicográficas de instituciones deportivas y a volúmenes de países de habla hispana que acogieron la fase final de la Copa Mundial de la FIFA: Argentina, Chile, España, México y Uruguay.

Un fenómeno lingüístico divertido que recoge un capítulo del libro es la vida cotidiana contada en términos futbolísticos, tanto a la hora de contar aspectos positivos y negativos de la vida como de expresar la llegada de la muerte.

Entre los datos históricos, se ha tenido en cuenta documentación relacionada con la participación de países de habla hispana en la FIFA y a la sesión en la que se declaró la lengua española como idioma oficial de este organismo.

5.- ¿Se da el mismo fenómeno lingüístico en otros deportes? ¿Por qué sí o no?

El béisbol, en Centroamérica y El Caribe, y el fútbol, a ambos lados del Atlántico, son los deportes que presentan más variedad. No sabría dar una razón por la que sucede este hecho, pues hay otros deportes y deportistas que han conseguido más triunfos internacionales que el fútbol a nivel continental y mundial. Quizá algunas claves sean el historial brillante y continuado en el tiempo, la variedad de equipos y selecciones que han ganado o el seguimiento social, participativo y sin exclusiones que permite el triunfo del conjunto y la proyección sentimental de valores.

6.- ¿Cuál es la situación del fútbol actual?

En el siglo XXI se ha adaptado a nuevos retos. De carácter organizativo, con la división entre fútbol moderno, basado en la profesionalización y el rendimiento económico, y el fútbol popular, basado en los valores tradicionales. De carácter social, con la plena incorporación de la mujer a todos los estamentos del deporte y la función social, educativa y cultural que promocionan las fundaciones de los clubes para mejorar la calidad de vida. De carácter educativo, al incorporarse el fútbol a la educación olímpica y a la educación formal e informal en el aprendizaje, especialmente de idiomas. Y de carácter tecnológico, al presentarse el fútbol con una comunicación emocional y globalizada marcada por mundos envolventes, experiencias en línea y vivencias compartidas socialmente.

7.- ¿Juegas al fútbol?

Como muchos niños y adolescentes, practiqué el fútbol en competiciones escolares y federadas en la categoría infantil y juvenil. Después, al otro lado de la línea de banda, he seguido en contacto con él hasta la actualidad.

Hinchas del idioma se presentará el 21 de mayo en la librería Nakama, Madrid, y el 24 de mayo en la librería Sandoval, Valladolid.

¡Novedad! «Hinchas del idioma», de Jesús Castañón

Cubierta Hinchas del idioma

Hinchas del idioma. El fútbol como fenómeno lingüístico, de Jesús Castañón Rodríguez, es el nuevo lanzamiento de {Pie de Página}.

«Jesús Castañón Rodríguez ha compilado en este libro todo lo que usted necesita saber sobre el fútbol y no precisará preguntar porque todo, todo, aparece en esta obra. No son estadísticas, ni resultados, ni un abrumador análisis estratégico sobre el deporte rey (en España), la célebre WM y cualquiera de sus tácticas; es mucho más que eso. Son conocimientos, sabiduría, entretenimiento: la palabra. El tránsito de la jerga al lenguaje, el origen y el desarrollo de un vocabulario diferente, tan nuestro que forma parte de una lengua esencial y universal. Hinchas del idioma es un compendio del balompié como fenómeno lingüístico», así describe el nuevo libro Julián Redondo, presiente de la AEPD (Asociación Española de la Prensa Deportiva) y prologuista de la obra.

Hinchas del idioma expone algunos aspectos conocidos del lenguaje de balompié y otros muchos que no se leen ni escuchan de forma habitual. Su objetivo es presentar algunas pistas y reflexiones personales sobre el uso del idioma en una esfera en la que predomina la comunicación sobre la corrección. Pero, además, aborda la historia del fútbol hasta tal punto que muchos reconocerán que sabían bastante poco sobre este deporte. ¿Cuándo aparecieron las tarjetas amarillas y rojas? ¿Cuándo empezó el fútbol a formar parte de los Juegos Olímpicos?

Esta obra abarca multitud de aspectos relacionados con el balompié: las instituciones deportivas e idiomáticas, el peso internacional del fútbol español, los términos futbolísticos y apodos de los clubes, las personalidades que cambiaron el panorama, los animadores futbolísticos, la incorporación de metáforas para describir los lances del juego, el fútbol femenino y la plena incorporación de la mujer a la profesión… Un completo libro de once capítulos que supone una enciclopedia, una guía de viaje para los apasionados del fútbol y de su buen uso y disfrute.

En el epílogo del libro, Pepe Domingo Castaño, presentador del programa Tiempo de juego, en cadena COPE, escribe estas palabras:

«El mérito de Jesús Castañón es recuperar las frases históricas, los vocablos más intensos y perdurables y las definiciones más longevas en un libro que va a ser de lectura obligada para quienes estamos en la orilla informativa de este juego. Aprenderemos a hablar mejor y contribuiremos, de esa manera, a la fecundidad de un idioma que ha sido tan vituperado, pero que conserva su atractivo por encima de modas y tácticas. […] No nos vendrá mal a cada uno de nosotros, locos enamorados de esta fiesta de sonidos y colores, acudir de cuando en cuando a Hinchas del idioma para ampliar y diversificar nuestro vocabulario del día a día y concederle al fútbol categoría de escuela de comunicación».

Jesús Castañón sabe de lo que habla, este no es el primer estudio que realiza sobre el fútbol como fenómeno lingüístico: su tesina de licenciatura se tituló Anglicismos de fútbol en «Marca», y su tesis doctoral, Léxico de fútbol en la prensa deportiva española: 1938-1988.  Es autor de 18 monografías y 13 capítulos de libros sobre lengua y literatura del deporte como El lenguaje periodístico del fútbol, Diccionario terminológico del deporte y Términos deportivos de origen extranjero. Dirige www.idiomaydeporte.com y ha recibido el Premio de Poesía Deportiva Juan Antonio Samaranch y el Trofeo Rey Pelayo del Gobierno del Principado de Asturias.

Presentaciones programadas de Hinchas del idioma:
  • el lunes, 21 de mayo, a las 19:30 en la librería Nakama (calle Pelayo, 22, Madrid). El autor estará acompañado por el escritor Alberto Gómez Font y por Julián Redondo, presidente de la Asociación Española de la Prensa Deportiva y prologuista del libro;

Presentación Hinchas del idioma

  • y el jueves, 24 de mayo, a las 20:00 en la librería Sandoval (plaza del Salvador, 6, Valladolid). El autor estará acompañado por Manuel Centeno, periodista deportivo.

Presentación Hinchas del idioma

El español americano aterriza en España

Alberto Gómez Font nos cuenta el proceso de entrada en España de las variantes dialectales del español de América.

Mapa de América

Al hablar del español de América hay que andar con tiento. No es acertado desde el punto de vista de la lingüística dividir en dos las formas de hablar el español: la de España y la de América.

Si bien al decir español de España podemos referirnos a determinado modelo de pronunciación del centro del país del que son partícipes —con pequeñas variantes— muchos españoles, exceptuando Murcia, Andalucía, Extremadura y las islas Canarias, al decir español de América debemos tener en cuenta que no existe una sola forma de hablar nuestra lengua que sea común a todos los países hispanoamericanos y los Estados Unidos. Cada país de la América hispanohablante posee unos rasgos propios que caracterizan su forma de hablar en español, e incluso dentro del país, como sucede en España, se dan varias formas dialectales.

En Colombia, por ejemplo, existe el dialecto costeño, de la costa atlántica, el de la costa del Pacífico, y los dialectos andinos oriental y occidental, comunes respectivamente a la costa atlántica de Panamá, la de Venezuela y las islas del Caribe (Cuba, Puerto Rico y República Dominicana); las costas del Pacífico de Panamá, Ecuador y Perú, y las zonas andinas de Venezuela y Ecuador.

Las variantes dialectales del español hablado en América son múltiples, pero a pesar de las diferencias existentes hay un español internacional, estándar, basado en la forma culta, que sirve como instrumento de comunicación entre todos los hispanohablantes.

Hoy en día este tipo de español está cada vez más extendido gracias a los medios de comunicación, y lo que tradicionalmente era privilegio de las capas de población con un nivel cultural alto comienza a ser patrimonio de todos los hispanohablantes.

Las corrientes de emigración de España hacia América a lo largo de toda la historia de aquel continente han hecho que el español hablado en España siempre haya estado vivo en los países hispanoamericanos, con mayor o menor presencia según las épocas y las zonas de asentamiento de los emigrantes.

En cambio, el español hablado en América no tuvo tanta presencia en España hasta los últimos cincuenta años en los que, principalmente gracias a los medios de comunicación, y últimamente gracias a la inmigración, ha ido entrando y haciéndose habitual en nuestros oídos.

El proceso de entrada en España de las variantes dialectales del español de América comenzó a finales de la década de 1940 con la difusión masiva de películas mexicanas y argentinas, que fueron muy celebradas en nuestro país durante toda la década de 1950.

A partir de aquel momento los españoles se familiarizaron con dos formas americanas de hablar en español hasta entonces casi desconocidas para el gran público. Algunos años después, ya avanzada la década de 1960, cuando la televisión comenzaba a ser corriente en la mayoría de los hogares españoles, llegaron las teleseries norteamericanas dobladas en Puerto Rico, y con ellas una nueva forma de hablar en español en América, esta vez algo extraña, puesto que se trataba de un intento de lograr un español neutro, un híbrido válido para todos los países hispanohablantes en el que se huía de las características propias de un solo país. Era una cuestión comercial, pues se trataba de vender dichos doblajes en toda América y en España.

De todas formas se adivinaba la procedencia puertorriqueña de los dobladores por la gran cantidad de anglicismos que utilizaban, si bien, dejando a un lado el lógico seseo y algunas voces desconocidas en España, usaban un español muy cercano a la norma culta.

En la década siguiente, la de 1970, la situación política del Cono Sur llevó al exilio a muchos de sus habitantes, y gran parte de ellos decidieron refugiarse en España. El número de exiliados argentinos, uruguayos y chilenos fue importante y muchos de ellos se asentaron definitivamente en nuestro país. Fue así como se hizo cada vez más familiar y cotidiana para los españoles la forma de hablar de los naturales de aquellos tres países.

Otro salto de década y nos encontramos a finales de la de 1980, momento de llegada a España de las primeras telenovelas producidas en Hispanoamérica.

Comenzó el fenómeno en 1988 con una producción mexicana titulada Los ricos también lloran. Después llegó un divertido y exitoso melodrama colombiano llamado Caballo viejo, en el que los actores hablaban con el acento propio de la costa atlántica de aquel país. Y la tercera en llegar, antes de la actual invasión, fue la venezolana Cristal en la que era fácil notar una marcada diferencia entre la forma de hablar de la clase alta ya la clase trabajadora venezolanas.

Después han llegado muchas telenovelas, principalmente de Venezuela, Colombia y México, de modo que ya la forma de hablar de todos esos países de América no extraña a ningún televidente español.

Ya nos hemos habituado a las diversas variantes dialectales del español de América y ya logramos entender algunas voces, giros y expresiones que hace unos años eran completamente ajenos a nuestro caudal léxico.

Desde hace ya algunos años, el medio que actúa como principal canal de transmisión de todas las formas de hablar en español es la televisión ya que, además de las telenovelas, hay un continuo trasvase de actores y presentadores de programas entre todos los países hispanos; un presentador de moda lo es igual aquí que en México o en Caracas. Y, por último, han adquirido gran importancia en el terreno de la comunicación lingüística las transmisiones de televisión vía satélite, que permiten un contacto constante y enriquecedor del español de América y el de España.

Los que hablamos en ‘español de España’ tenemos la obligación de estar abiertos y atentos a todo lo que nos llegue del otro lado del charco, pues no podemos olvidar que en América viven el noventa por ciento de los hispanohablantes, y muy probablemente, debido a que ellos se preocupan más que nosotros de cuidar nuestra lengua, el futuro del español esté en Hispanoamérica y, cómo no, en los Estados Unidos.

 

Partes de un libro: esqueleto y musculatura de una obra

Cuando pensamos en las partes de un libro en seguida se nos viene a la cabeza la imagen de hojas y, quizá, las tapas. Pero, ¿sabías que los libros tienen su propia estructura?

A los editores nos encanta elegir y cuidar cada parte de los libros que editamos. Cada una es especial y nos aseguramos de que tenga un estilo propio que identifique a la obra. En este post os contamos cuáles son las partes que puede tener un libro.

Continuar leyendo “Partes de un libro: esqueleto y musculatura de una obra”